fbpx

Llega el buen tiempo y a todos nos apetece estar sentaditos en una terraza y tomarnos algo fresquito, acompañado de un buen aperitivo. No obstante, siempre hay que solicitar una licencia para abrir un bar y adaptarse así a la normativa y leyes que rige la Comunidad Autónoma correspondiente.

Además de las obligaciones legales que se precisan para poner en marcha cualquier negocio, si quieres obtener la licencia para abrir una terraza también se requieren unos documentos específicos:

1. Solicitar el permiso de la ocupación de la vía pública al Ayuntamiento que corresponda y cumplimentar un impreso adjunto.

2. Hay que abonar la tasa que la administración local nos indica y presentar el justificante del pago.

3. Normalmente, se solicita también el DNI del titular del negocio.

4. Se debe adjuntar la licencia de apertura que se concedió al local.

5. Otro requisito que se suele reclamar es el plano de emplazamiento firmado a escala, así como el de la superficie a ocupar donde aparezcan los elementos que se requieren para el ejercicio de la actividad.

6. El técnico de la institución local procederá a realizar una inspección previa para aprobar o denegar la licencia.

7. Si la terraza está dentro del suelo público, hay que abonar un precio determinado por hacer uso. Esto dependerá de lo que establezca la normativa de cada municipio.

8. Hay que especificar el número de mesas, sillas y el tiempo que solicitemos para poder abrir esta terraza.

Cualquier persona física o jurídica puede instalar una terraza de bar en la vía pública. Establecimientos de restauración o actividades de degustación pueden solicitar este espacio que suele otorgarse por periodos anuales o por temporadas completas, como en verano.

Hay restaurantes que piden la licencia para un año natural con dos propuestas de terraza, una para verano y otra para invierno. Y luego tenemos aquellos locales que prefieren una temporada completa, normalmente, en el periodo estival que comprende del 1 de abril al 31 de octubre.

La proliferación de terrazas de bares en barrios de Valencia ha ido en aumento en los últimos años. Como ejemplo tenemos el barrio de Menéndez Pelayo, que se conoce como la antigua zona de Woody. Asimismo, la densidad de terrazas en Ruzafa y en el Carmen, pone de manifiesto el interés de los hoteleros por conseguir ofrecer este tipo de espacio abierto a sus clientes.

Sin duda, el éxito de las terrazas tiene su máximo apogeo en los años 50. El calor del verano y la falta de instalaciones para refrescar el ambiente, llevaba a la aparición de estos espacios, que junto con los cines de verano, no dejaban de ser una opción muy reclamada y que evocaba a las películas americanas.

Cada vez más, existe una mayor preocupación del sector por ofrecer un servicio excelente al cliente, esto lo vemos reflejado en sus instalaciones, presentaciones, atención al cliente… En Toni Negre somos conscientes y trabajamos día a día para ofrecer productos de calidad, tanto frescos como congelados. Queremos ser tu proveedor de confianza y queremos ayudarte a lograr el éxito que buscas. Puedes saber más de nosotros navegando en nuestra web.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?

Únete a nuestro boletín

¡Serás el primero en enterarte de nuestras promociones! Y recibirás valiosos consejos e información mensualmente para tu negocio