fbpx

Para que tu restaurante siga creciendo al ritmo que quieres, es obvio que necesitas contar con una excelente atención al cliente y unos productos de calidad, y en Toni Negre este es nuestro mayor objetivoNo obstante, aun cumpliendo con estas dos premisas, un restaurante necesita que el margen de beneficios sea el adecuado para que el negocio mantenga unos buenos niveles de rentabilidad. No puedes olvidar que, si bien tu restaurante es tu pasión, no deja de ser una empresa cuyo fin último es generar ingresos y beneficios.

En Toni Negre estamos 100 % comprometidos con nuestros clientes, y con el sector de la restauración en general. Por eso, vamos a explicarte en este artículo algunas claves para reducir los costes de un restaurante sin que afecten a la calidad de ninguna forma, algo fundamental para la supervivencia de cualquier establecimiento.

Para empezar, y aunque pueda parecer obvio, es necesario que controles el tamaño de las porciones que sirves en tu local. Lógicamente, la cantidad de comida que ofrezcas a los clientes tiene que ser la adecuada para cumplir con sus expectativas. No obstante, esto también es compatible con fijar el tamaño máximo de las porciones para evitar derroches que, al cabo del año, pueden sumar varios miles de euros.

Algunos consejos para evitar este desperdicio son los siguientes:

– Diseñar fichas de producto para que los empleados conozcan las cantidades.

– Usar en todo momento platos y utensilios del mismo tamaño.

– Formar a la plantilla en los tamaños adecuados e informarles de la importancia de controlar este aspecto.

Además de la cantidad, también debes tener en cuenta que las cartas muy extensas son más complicadas de optimizar. Por ello es necesario que te encargues minuciosamente de la confección de menús para que incluyan lo que de verdad sea apreciado por los clientes.

Por otro lado, el control del inventario tiene que ser continuo para evitar tener que tirar comida en mal estado. Así, las existencias que entraron primero en tu almacén tienen que ser las primeras en salir, para lo que es imprescindible tener un buen sistema de almacenaje.

También es muy recomendable que designes a un responsable del control del inventario para que revise las existencias de forma periódica. Si detecta que en el almacén hay mucha cantidad de un mismo producto, o que hay productos que están cerca de caducar, se pueden plantear promociones o crear platos especiales para utilizar esos ingredientes y no tener que tirarlos a la basura.

Por último, no puedes servir un plato sin saber lo que te ha costado. Por ello, es necesario que estudies los costes de cada plato para poder plantear una política de precios que sea realmente adecuada. Incluye en el control de los costes los suministros, como el agua o la electricidad, tan importantes en cualquier restaurante. Para este tema puede ser muy recomendable contar con una asesoría comercial.

En Toni Negre queremos crecer con tu restaurante. Pon en práctica nuestros consejos y seguro que conseguirás aumentar tus beneficios.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?

Únete a nuestro boletín

¡Serás el primero en enterarte de nuestras promociones! Y recibirás valiosos consejos e información mensualmente para tu negocio