fbpx

El cocido es uno de los platos que más definen a la gastronomía española. Verduras, garbanzos, carne, patatas, fideos… Los hay para todos los paladares y en todas las regiones de España. Con orígenes muy parecidos y con mil variantes resultan ideales para combatir el frío invierno. Descubrimos los cocidos más representativos de España.

Los 4 cocidos más representativos de España

El cocido madrileño

Para  muchos comparte su origen con el cocido montañés y el cocido maragato, entre otros. Parece ser que surgió en la Edad media y que es una evolución del cuscús árabe, aunque, para otros de la olla podrida y otros apuestan por la adafina hebrea. Lo cierto es que no hay ninguna documentación que confirme un origen u otro.

Un plato muy completo desde el punto de vista nutricional y con muchos beneficios para la salud debido a la riqueza de sus ingredientes: garbanzo, patata, zanahoria y puerro, jarrete de ternera o morcillo, panceta fresca, chorizo, morcilla, huesos de jamón y otros y fideos. Hidratos de carbono y fibra, proteínas, vitaminas y minerales 100 % garantizados.

La fabada asturiana

La fabada es el cocido por excelencia de Asturias. Aunque, el consumo de fabes se remonta al siglo XVI parece ser que la receta de fabada nació en el siglo XVIII, la primera referencia aparece en 1884 en el diario de Gijón ‘El Comercio’.  Su principal ingrediente la faba asturiana. Una alubia grande tan suave y rica como la mantequilla y con una Denominación de Origen que puede presumir de encontrarse entre las más caras de España. El plato se completa con las alubias nos aportan proteínas vegetales de primera calidad y el compango, chorizo, morcilla y panceta del lugar, las proteínas necesarias para combatir el frío invierno.

La olla podrida castellana

Se puede considerar una variante ‘para ricos’ del potaje como así lo evidencia su nombre ‘olla poderida’ con la traducción de olla para poderosos, pudientes. Aunque, el término poderoso puede referirse también a la contundencia de sus ingredientes. Un plato originario en la Edad Media con tradición especialmente en Castilla y león y Extremadura.

Sus ingredientes varían de una zona a otra aunque, en general podemos decir que en una buena olla podrida no pueden faltar la alubia roja y el producto cárnico: chorizo, morcilla de arroz, carnes ahumadas como panceta oreja, costilla y pezuñas. Un plato contundente en el que las proteínas animales son las protagonistas frente a los hidratos de la alubia.

La escudella i carn d´olla

Este cocido típico de Cataluña que ya comían las familias catalanas allá por el siglo XIV lleva los ingredientes básicos de otros cocidos españoles: garbanzos, patatas, carnes y huesos. ¿Qué lo distingue de resto? La butifarra blanca y la pilota, una albóndiga con tocino, carne picada, pan rallado o miga de pan, perejil y ajo. Un cocido muy completo en el que como en el resto que hemos presentado no es necesario comer segundos platos para tener nuestras necesidades nutricionales más que cubiertas.

Si estás pensando en cocinar cualquier cocido, en toninegre te asesoramos y ayudamos a conseguir los mejores ingredientes frescos, refrigerados y congelados para preparar un auténtico cocido español y de calidad.

 

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?

Únete a nuestro boletín

¡Serás el primero en enterarte de nuestras promociones! Y recibirás valiosos consejos e información mensualmente para tu negocio