fbpx

La gestión diaria de la actividad frenética que tiene cualquier restaurante, el intenso ritmo de trabajo y las plantillas de trabajadores numerosas pueden ocasionar desavenencias en el trabajo del equipo, y esto puede terminar afectado de forma directa al producto final que se ofrece al cliente y con ello, la imagen del restaurante.

El nivel de integración de los miembros del equipo de trabajo de un restaurante influye de forma significativa en que puedan surgir conflictos entre los clientes y el personal que los atiende. ¿Por qué? Porque en un restaurante el producto final que consume un cliente está elaborado por varios miembros del equipo y si no existe una correcta coordinación entre los mismos será muy difícil encontrar responsables ante una queja del cliente.

Cómo conseguir un buen ambiente laboral

En un restaurante donde el producto final es el resultado de un trabajo en equipo resulta fundamental que haya un buen ambiente laboral y que los trabajadores reaccionen con una solución rápida ante conflictos con clientes. Si no quieres que Chicote aparezca por tu cocina para poner orden es de vital importancia implantar diferentes medidas para conseguir que la maquinaria humana del restaurante funcione a la perfección.

Medidas más efectivas para lograr un buen ambiente de trabajo

Entre las medidas que más éxito tienen en el sector para conseguir un ambiente de trabajo agradable donde no existan los conflictos destacan por su eficacia las siguientes:

– Actividades grupales. Que todos los trabajadores del restaurante realicen algunos tipos de actividades o dinámicas de grupo divertidas como las carreras de karts o el juego del cliente misterioso ayudan a mejorar la organización y la confianza entre los integrantes del equipo de trabajo del restaurante. Esto tiene una influencia directa en la productividad y en el resultado final de los platos ofrecidos a los clientes.

 Incentivos. Ofrecer incentivos a los trabajadores puede ser también una forma constructiva de conseguir un mejor ambiente laboral. Establecer premios o recompensas divertidas si por ejemplo, no hay discusiones en una semana, puede ser una opción diferente y entretenida que ayude a lograr un ambiente de trabajo más agradable.

– Protocolos de actuación claros. Para que los trabajadores no se echen la culpa unos a otros ante una queja de un cliente lo más efectivo es establecer un protocolo de actuación y de respuesta que determine cómo actuar en cada momento. Tener un modus operandi claro puede ayudar a reducir los conflictos y discusiones entre los trabajadores a la hora de depurar responsabilidades ante un error, lo que puede influir de forma positiva en una mejor convivencia en el puesto de trabajo.

Son tantos los años que desde Toni Negre estamos en contacto con restaurantes y establecimientos de restauración que hemos visto pasar a plantillas de trabajadores por grandes crisis. Estas se han podido solucionar gracias a algunas actuaciones como las descritas en este post. El ambiente de trabajo influye de forma directa en el producto final consumido por el comensal, por lo que debe ser una prioridad para cualquier restaurante.

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?

Únete a nuestro boletín

¡Serás el primero en enterarte de nuestras promociones! Y recibirás valiosos consejos e información mensualmente para tu negocio